FÚTBOL URUGUAYO

Los árbitros y lo que notan de Luis Suárez en cancha: qué les pregunta y qué tanto protesta

Los jueces uruguayos que lo han dirigido con Nacional coinciden en que pasó de tener un carácter "protestón" a estar "más tranquilo" y ayudar en el juego.

Luis Suárez amonestado en Nacional. Foto: Estefanía Leal.
Luis Suárez amonestado en Nacional. Foto: Estefanía Leal.

Luis Suárez llevaba apenas tres partidos jugados desde su vuelta a Nacional y en una de sus primeras reflexiones sobre el fútbol local se animó a hablar sobre los jueces: “Al fútbol (uruguayo) lo veo un poco parado en las discusiones. Yo soy de discutir, de hablar mucho, pero me tocó vivir un partido contra Liverpool en el que me sorprendió la forma en la que le hablaban a Christian (Ferreyra)”.

Su planteo fue frente a las cámaras de Telemundo y antecedió a la nueva versión que mostraría ante los ojos de todos semanas después: la de un Suárez más “calmo”, menos impaciente y maduro en sus acciones.

Protestón, gritón y efusivo. Así fue cómo se hizo conocido en el mundo. Así era cómo se mostraba en las inferiores de Nacional y cómo saltaba a la vista en las transmisiones cada vez que defendía una nueva camiseta en Europa. También fue a lo que acostumbró al público uruguayo, incluso, algunas veces, pasándose de rosca.

Desde su vuelta al país. el carácter de Suárez parece haber cambiado por completo. De esa manera es que lo sienten los jueces que lo han arbitrado hasta ahora.

Ferreyra, por ejemplo, fue el segundo en dirigirlo luego de Esteban Ostojich, pero el primero que presenció un incidente en cancha: “En un momento se generó un problema entre (Leo) Coelho y Thiago Vecino y la gran mayoría estaban en el revuelo, pero él se quedó parado en el medio”, recordó.

Luis Suárez amonestado en Nacional. Foto: Estefanía Leal.
Luis Suárez. Foto: Estefanía Leal.

Al hablar acerca de su experiencia ese día, el árbitro valoró el momento como “positivo” y reconoció que notó un cambio de actitud en el delantero en comparación a lo que estaba acostumbrado a ver por tele: “Me habló con respeto, no recibí grandes protestas ni reclamos. Todo lo contrario: lo vi como un jugador maduro, que se dedicó a venir y jugar. Capaz que el Suárez al que estábamos acostumbrados era más de ir al choque y protestar, pero en este caso no lo vi con esa actitud, sino la de querer colaborar con el juego”.

Otro que compartió reflexiones similares desde el VAR fue Gustavo Tejera, que estuvo siguiendo el partido desde la cabina esa tarde y señaló que el futbolista estuvo “súper tranquilo” y de buen ánimo. “Suárez, mismo, le comentó a Christian que se estaba jugando poco y que (el partido) era medio entreverado. Siempre en buenos términos”.

Lo mismo observó Antonio García, encargado de impartir justicia en el partido de Nacional-Boston River y el segundo villano en mostrarle una cartulina amarilla por una discusión con Rodrigo Pérez. “Yo lo veo mucho más calmo a cómo era su manera antes, probablemente, porque es más experiente y el juego que vino a hacer es el de prepararse para ir al Mundial”, aseguró.

Luis Suárez en su cruce con Guzmán Rodríguez. Foto: Estefanía Leal.
Luis Suárez en su cruce con Rodrigo Pérez. Foto: Estefanía Leal.

El árbitro se quedó conversando con Lucho durante el entretiempo mientras esperaban que regresara Boston River a la cancha y en ese interín aprovechó para preguntarle sobre su presente. A pesar de que lo terminó amonestando por el cruce con su rival, García destacó su actitud durante el partido y aclaró el motivo de la tarjeta. “La amarilla fue porque se dijeron alguna cosa con el rival, pero no pasó más de eso; amarilla para los dos y no hubo más reproches ni nada de ‘te perdono’ o ‘te condeno porque sos Suárez’. Es simplemente un jugador más para nosotros, pero es indudable que genera que en cada partido haya 15 o 20.000 personas y eso es distinto”, explicó.

Asimismo, alguien con experiencia internacional, como Andrés Cunha, quedó sorprendido por el comportamiento del “9” al jugar contra Wanderers y le quedó una perla de esa tarde, que decidió compartir con Ovación: “Nos saludamos antes de entrar al partido. Yo me acuerdo que ya lo había arbitrado antes de que se fuera, en Tercera División. Me acuerdo de él porque era bastante protestón y de buscar generar faltas, entonces era un jugador que demandaba atención. Lo único que me habló en el partido fue para preguntarme por qué el VAR se demoraba tanto en chequear una jugada. Le extrañaba cómo se demoraba tanto, pero no estuvo protestando ni tratando de hacer entrar a los rivales. Tampoco los rivales fueron sobre él o trataron de pegarle para sacarlo”.

Luis Suárez amonestado en Nacional. Foto: Estefanía Leal.
Luis Suárez le protesta a Javier Feres. Foto: Estefanía Leal.

Al igual que el árbitro Javier Feres, que ante Torque le mostró su primera amarilla en el campeonato, Cunha opinó que ahora luce “más enfocado en el juego” y en rendir antes que recriminar los fallos. Por otra parte, su colega complementó: “Tuvo un pequeño incidente (con Agustín Peña) nomás, pero se solucionó con las dos tarjetas. Capaz que al verlo en la tele lo notaba más quejoso, pero estuvo re tranquilo”.

Con el paso del tiempo, la versión efusiva de Suárez comienza a apagarse. Y la nueva, de a poco, se empieza a encender con una cara más amigable.

Números desde el regreso

Desde que regresó a Nacional a comienzos de agosto, Suárez estuvo presente en 11 partidos -incluido dos por Copa Sudamericana-, en los que sumó 788 minutos, marcó cuatro goles y dio tres asistencias. En ese lapso, fue amonestado dos veces y las dos ocasiones fueron en partidos correspondientes al Torneo Clausura. Por actividad internacional apenas estuvo 60 minutos en cancha.

Los árbitros encargados de mostrarle una tarjeta reconocieron a Ovación que el Pistolero se mostró “mucho más calmo” que antes -en referencia a su ciclo en Europa- y que las advertencias se dieron por circunstancias del juego que enseguida fueron solucionadas.

En el primero de los casos, Javier Feres decidió sacarle la cartulina por no dejar sacar a Agustín Peña, de Montevideo City Torque. Luego fue Antonio García el responsable de amonestarlo al minuto 20 frente a Boston River, tras un entredicho con Rodrigo Pérez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados